fbpx

DIETAS MILAGRO

Las famosas dietas milagro, son planes de alimentación que hacen promesas de pérdida de peso o beneficios para la salud (como “desintoxicar el cuerpo”) sin tener ninguna evidencia científica. La característica principal de estas dietas es que son restrictivas, es decir, eliminan grupos de alimentos, son preparaciones dietéticas poco usuales, se basan solo en preparaciones con frutas y verduras o en la utilización de sustancias o productos. En nutrición y alimentación todo lo que promete cambios extremos en un corto tiempo, es una alarma, la verdadera motivación para hacer un cambio de estilo de vida es que se vuelva un hábito saludable y que se mantenga a largo plazo.

¿EFECTO REBOTE?

Más allá de que estas dietas milagrosas no cuenten con sustento científico, pueden poner en riesgo la salud (tanto física como mental) de las personas que las consumen y se ha demostrado que son planes insostenibles a largo plazo, los únicos profesionales calificados para la prescripción de planes de alimentación son los Nutricionistas-Dietistas y, en su gran mayoría, las dietas milagro son recomendadas por gente sin preparación en este campo.

Existe evidencia de que un gran porcentaje de las personas sometidas a este tipo de alimentación ganan todo el peso perdido y hasta más, esto conocido como el efecto rebote, es un resultado de buscar la pérdida de peso con el mínimo esfuerzo sin concientizar que el verdadero éxito está dado a base de adquisición de hábitos saludables de alimentación, actividad física, esfuerzo, disciplina y tiempo. 

¿EFECTO REVOTE?

Un plan de alimentación saludable para la pérdida de peso/grasa debe ser:

– Suficiente y equilibrada: que cumpla con los requerimientos de macro y micronutrientes de cada persona y además de la porción o cantidad adecuada de cada uno de ellos.

– Variada: debe llevar todos los grupos de alimentos (cereales, proteínas, grasas, frutas, verduras, lácteos, leguminosas, etc.), con esto se garantiza que sea más agradable para el consumidor y también se asegura el aporte de todas las necesidades del individuo.

– Adaptada a las condiciones específicas del individuo (edad, sexo, actividad física, patologías, condición cultural y económica, etc.)

Por lo tanto, si un plan de alimentación no cumple con alguna de estas características es un llamado de atención de que no es el camino adecuado.

Estas dietas milagro no son nuevas, han existido desde hace varios años y siempre cumplen con el mismo principio: prometer cambios extremos en poco tiempo y con el mínimo esfuerzo, sin valorar que no serán sostenibles a largo tiempo, pueden ocasionar déficits nutricionales, poner en juego la salud física y mental.

Con toda esta información es importante poner en la balanza, muchas personas viven en el círculo vicioso de las dietas milagro, creyendo en todo lo que prometen estos famosos planes sin darse cuenta que son insuficientes y por lo tanto insostenibles en el tiempo, yendo de una dieta restrictiva a otra sin conseguir resultados, cuando evidentemente este no es la solución a su problema, sino más bien, hay que hacer un cambio de chip mental en toda la población, saber que comer menos no es igual a saludable y mejores resultados, sino que, comer lo suficiente y adecuado para cada uno es lo que va a funcionar y no solo con la disminución de un número en la balanza sino con una mejora integral de salud.

ANA BELÉN SÁNCHEZ / Nutricionista Dietista

Abrir chat
1
Necesita ayuda o asesoria?
RenovaBot
Hola somos Fajas Renova es un placer tenerte aquí, en que podemos ayudarte